Skip Navigation LinksPetFan > Vet'sZone > Productos > Detalle de producto

Pedido productos
CANINSULIN® 10 x 2.5ml
Reg. SAGARPA Q-0273-224

CANINSULIN®

Reg. SAGARPA Q-0273-224
USO VETERINARIO
Visita: http://www.caninsulin-latam.com/

INSULINA DE ACCIÓN INTERMEDIA, INSULINA PORCINA 40 UI/ml, PARA PERROS Y GATOS.

FÓRMULA:

Cada ml contiene:
Insulina porcina altamente purificada                  40 U.I.
Vehículo c.b.p.                                                      1 ml

Se presenta como 30% de insulina-zinc amorfa y 70% de insulina-zinc cristalina.

 

DESCRIPCIÓN:
CANINSULIN® dosificado de forma individual permite obtener los niveles requeridos de insulina en sangre en casos de deficiencia insulínica.

 INDICACIONES:
Tratamiento de la diabetes mellitus en perros y gatos.

ESPECIES DE DESTINO:
Caninos y Felinos domésticos.

PROPIEDADES FARMACODINÁMICAS:
CANINSULIN® es una insulina de acción intermedia.
Contiene insulina porcina, la cual es idéntica estructuralmente a la insulina canina.
CANINSULIN® dosificado de forma individual permite obtener los niveles requeridos de la insulina en sangre en casos de deficiencia insulínica.
CANINSULIN® Facilita la captación de glucosa por las células y activa las enzimas intracelulares implicadas en el uso y almacenamiento de la glucosa, aminoácidos y ácidos graso. Inhibe los procesos catabólicos tales como la proteólisis, la gluconeogénesis y la lipólisis.

 PROPIEDADES FARMACOCINÉTICAS:
CANINSULIN® es una insulina de duración intermedia que contiene tanto la insulina amorfa y cristalina en una proporción de 3:7. En perros diabéticos, la concentración pico en plasma de la insulina se produce en alrededor de 3 a 6 horas después de la inyección subcutánea, y la insulina permanece por encima del nivel después de la inyección aproximadamente por 14 a 24 horas. En los gatos diabéticos, la concentración pico en plasma de la insulina se produce en alrededor de 1.5 horas después de la inyección subcutánea de insulina y permanece por encima del nivel durante aproximadamente 5 a 12 horas.

FORMA FARMACÉUTICA:
Suspensión Acuosa Inyectable.

DOSIS:
Agitar vigorosamente el vial hasta obtener una suspensión homogénea lechosa. Se debe permitir que la espuma que se forma en la superficie de la suspensión al agitar el producto desaparezca antes de usar y, si se requiere, agitar el producto suavemente para mantener la suspensión homogénea y uniforme antes de usar. Se pueden formar aglomerados en la suspensión de insulina: no use el producto si persisten los aglomerados visibles después de agitar vigorosamente.

 

FASE DE ESTABILIZACIÓN:

PERRO:
El tratamiento con CANINSULIN®  se comienza con una dosis inicial de 0,5 U.I./kg una vez al día, redondeando la dosis hacia abajo a un número de U.I. entero. En la tabla a continuación se brindan algunos ejemplos.

Peso

Dosis inicial por perro

5 kg

2 U.I. una vez al día

10 kg

5 U.I. una vez al día

15 kg

7 U.I. una vez al día

20 kg

10 U.I. una vez al día

Posteriormente, se realizarán ajustes con objeto de establecer la dosis de mantenimiento. Para ello se aumentará o disminuirá la dosis diaria en aproximadamente un 10% en cada ajuste, dependiendo de los signos clínicos de diabetes y de los resultados de las mediciones seriadas de glucosa en sangre. En general las alteraciones en la dosis no deberían realizarse con mayor frecuencia que cada 3 a días.
En algunos perros, la duración de la acción de la insulina puede requerir que el tratamiento se realice 2 veces al día. En tales casos, la dosis en cada inyección debe reducirse un 25% de forma que la dosis diaria total sea menor que el doble. Por ejemplo, para un perro de 10 kg que recibía una dosis de 5 U.I. una vez al día, la nueva dosis (redondeada hacia abajo a un número de U.I. entero) sería 3 U.I. por inyección inicialmente. Las dosis diarias deben administrarse con un intervalo de 12 horas. Se  requieren ajustes adicionales, los mismos deben realizarse progresivamente tal como se explicó más arriba.
Para alcanzar un balance entre la generación de glucosa y el efecto del producto, se debe sincronizar la alimentación con el tratamiento y la ración diaria debe ser dividida en dos partes. La composición y cantidad de alimento consumido diariamente debe ser constante. En perros tratados una sola vez al día la primera comida debe coincidir con la administración de CANINSULIN®  y la segunda comida debe administrarse en el momento en que se produce el pico del efecto de la insulina (8-9 h luego de la inyección de insulina). En perros tratados dos veces al día, la alimentación debe coincidir con la administración de CANINSULIN®. Cada comida debe darse a la misma hora cada día.

GATO:
La dosis inicial es de 1 ó 2 U.I. por inyección dependiendo de la concentración basal de glucosa en sangre tal como se muestra en la siguiente tabla. Los gatos requieren dos administraciones diarias.

Concentración de glucosa en sangre

Dosis inicial de CANINSULIN®  por gato

< 20 mmol/l o < 3,6 g/l (< 360 mg/dl)

1 U.I. dos veces al día

> 20 mmol/l o > 3,6 g/l (> 360 mg/dl)

2 U.I. dos veces al día

La composición y cantidad de alimento consumido diariamente debe ser constante.
Los ajustes posteriores para establecer la dosis de mantenimiento deben realizarse aumentando o disminuyendo la dosis diaria de acuerdo a los resultados de las mediciones seriadas de glucosa en sangre. Las alteraciones de la dosis no deberían realizarse con mayor frecuencia que 1 vez por semana. Se recomiendan incrementos de 1 U.I. por inyección. Idealmente no deberían administrarse más de 2 U.I. por inyección en las primeras 3 semanas de tratamiento. Debido a la variación diaria en la respuesta de la glucosa sanguínea y a las variaciones en la respuesta a la insulina que se observan con el tiempo, no se recomiendan aumentos mayores o más frecuentes.

FASE DE MANTENIMIENTO EN PERROS Y GATOS
Una vez que se ha establecido la dosis de mantenimiento y el perro o gato ha sido estabilizado, se debe instaurar un programa de manejo a largo plazo. El propósito debería ser manejar al animal de forma tal que se minimicen las variaciones en su requerimiento de insulina. Esto incluye medidas de vigilancia para detectar la sobredosificación o subdosificación de insulina ajustando la dosis en caso necesario. Una estabilización cuidadosa y una estrecha vigilancia durante el mantenimiento contribuirán a reducir la incidencia de problemas crónicos asociados a la diabetes, como las cataratas (perros), la esteatosis hepática (perros y gatos), etc.
Cada 2 a 4 meses (o más frecuentemente si hubiera problemas) se deberían realizar exámenes de control para evaluar la salud del animal, los registros del dueño y parámetros bioquímicos (tales como las concentraciones sanguíneas de glucosa y/o fructosamina). Se deberán realizar ajustes en la dosis de insulina en base a la interpretación de los signos clínicos respaldados con los resultados de laboratorio.
Es muy importante que el dueño de la mascota aprenda a reconocer los signos de hipo o hiperglucemia y a responder apropiadamente.

 

VÍA DE ADMINISTRACIÓN:
CANINSULIN®  debe ser administrado por inyección subcutánea utilizando jeringa de insulina descartable graduada en 40 UI/ml.

CONTRAINDICACIONES:
CANINSULIN® no está indicado para el tratamiento inicial de animales con diabetes mellitus aguada severa que son presentados en estado de cetoacidosis.
CANINSULIN®  no debe ser administrado por vía endovenosa.

REACCIONES ADVERSAS:
No se han informado efectos indeseables asociados con el uso de insulina porcina en perros o gatos.

 

ADVERTENCIAS ESPECIALES:

Advertencias especiales para cada una de las especies de destino:
CANINSULIN® debe ser administrado por un adulto responsable por la salud del animal.
Es importante establecer un esquema de alimentación regular con mínimas fluctuaciones y cambios. Antes de administrar Caninsulin, es importante que los dueños cuenten con glucosa en polvo o miel.
Signos clínicos como hambre, ansiedad creciente, locomoción inestable, fasciculaciones musculares, tambaleos o arrastre de los miembros posteriores y desorientación indican hipoglucemia y requieren de la administración inmediata de una solución de glucosa y/o alimento para restablecer las concentraciones normales de glucosa en sangre.
Manténgase fuera del alcance de los niños y de animales domésticos.

Precauciones especiales que debe tomar la persona que administra el producto veterinario a los animales:
Mantenga el producto en su empaque original hasta que se utilice para evitar que los niños tengan acceso directo al mismo.
No comer, beber o fumar mientras esté manipulando el producto.
Lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón inmediatamente después de utilizar el producto.
En caso de inyección accidental al momento de la administración consulte al Médico de inmediato y muéstrele la etiqueta del producto.

Gestación, lactancia y fertilidad
El uso de CANINSULIN®  no está contraindicado durante la preñez o lactación pero requiere de una supervisión veterinaria cercana para identificar cambios en los requerimientos metabólicos durante este período.

Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción:
La administración de sustancias que alteran la tolerancia a la glucosa, tales como corticosteroides y progestágenos pueden resultar en cambios en los requerimientos de insulina. Se debe utilizar el control de las concentraciones de glucosa en sangre para ajustar la dosis según corresponda. Se debe evitar el uso de progestágenos en animales con diabetes mellitus y se debe considerar la ovariohisterectomía.
De la misma forma, cambios en la rutina de ejercicios o en la dieta pueden alterar los requerimientos de insulina.

 

Sobredosis (síntomas, procedimientos de emergencia y antídotos):
La sobredosis de insulina resulta en signos de hipoglucemia.
Signos clínicos como hambre, ansiedad creciente, locomoción inestable, fasciculaciones musculares, tambaleos o arrastre de los miembros posteriores y desorientación indican hipoglucemia y requieren de la administración inmediata de una solución de glucosa y/o alimento para restablecer las concentraciones normales de glucosa en sangre
Tanto los propietarios como los veterinarios deben tener presente el efecto Somogyi que es una respuesta fisiológica a la hipoglucemia. A medida que se desarrolla una hipoglucemia parcial se desencadena una respuesta hormonal que resulta en la liberación de glucosa desde los depósitos hepáticos de glucógeno. Esto da lugar a una hiperglucemia de rebote la que también se puede manifestar con glucosuria durante parte del ciclo de 24 horas. Existe el riesgo de interpretar el efecto Somogyi como una necesidad de incrementar la dosis de insulina en lugar de reducirla. Esta situación puede progresar hasta una sobredosis tan grande que dé lugar a efectos clínicos de hipoglucemia.

Incompatibilidades:
En ausencia de estudios de compatibilidad, este medicamento no debe mezclarse con otros medicamentos veterinarios, en particular con otros preparados de insulina.

Precauciones Especiales de Almacenamiento:
Consérvese a una temperatura entre 2-8° C.
No congelar.
Proteger de la luz.
Viales: Mantener el vial en posición vertical. Luego de extraer la primera dosis, utilizar el producto dentro de los 42 días.
Cartuchos: Luego de extraer la primera dosis, utilizar el producto dentro de los 28 días.
Luego del primer uso conservar entre 2 y 25º C.

TIEMPO DE RETIRO:
No aplica.

PRESENTACIONES:
Viales de 2.5 ó 10 ml o cartuchos de 2.7 ml.
Cajas con 10 viales de 2.5 ml ó 1 vial de 10 ml o 10 cartuchos de 2.7 ml.

PRECAUCIONES ESPECIALES PARA LA ELIMINACIÓN DEL PRODUCTO NO UTILIZADO O LOS MATERIALES DE DESECHO:
Los medicamentos no deben eliminarse en aguas residuales ni junto con los desperdicios domésticos.
Pregunte a su médico veterinario cómo desechar los medicamentos que ya no se requieren. Estas medidas deben ayudar a proteger el medio ambiente.

INFORMACIÓN ADICIONAL:
Para Uso Veterinario exclusivamente.
Su venta requiere receta de un médico veterinario.

CONSULTE AL MÉDICO VETERINARIO.

SU VENTA REQUIERE RECETA MÉDICA.

 

ELABORADO POR:
Intervet  International B.V.
Wim de Körverstraat  35,
5830 AA, Boxmeer,
Holanda.

IMPORTADO Y DISTRIBUIDO POR:
Intervet México, S.A. de C.V.
Av. Paseo de los Frailes 22,
Parque Industrial Santiago Tianguistenco,
Estado de México, C.P. 52600.
www.msd-salud-animal.com.mx

 



FAQs CANINSULIN

1.- ¿Qué es la remisión clínica diabética y cuándo se produce?

La remisión clínica diabética consiste en la desaparición parcial o total de los síntomas clínicos de la diabetes en respuesta al tratamiento con insulina. Se observa con frecuencia en gatos diabéticos con índices de remisión de al menos el 25%, dependiendo probablemente del tiempo entre el comienzo de la diabetes y el comienzo del tratamiento.

La remisión no debería confundirse con la diabetes mellitus potencial observada en perras durante el metaestro, en el que los islotes pancreáticos todavía pueden funcionar pero aparecen síntomas de diabetes como resultado de la resistencia a la insulina causada por la producción de hormona del crecimiento inducida por la progesterona. Estos perros no son diabéticos reales pero pueden convertirse en tales si no se tratan de forma apropiada (ovariohisterectomía/ovariectomía).


2.- ¿Se puede diluir Caninsulin?

No se aconseja diluir Caninsulin. Caninsulin es una mezcla de insulina amorfa (soluble) e insulina cristalina. La parte cristalina es relativamente insoluble por eso es por lo que la actividad de la insulina sólo dura unas horas. Caninsulin posee equilibrio entre las partes amorfas y las cristalinas. Si se diluye Caninsulin el equilibrio entre las partes amorfas y las cristalinas ya no es del 30% y del 70%, hablando relativamente. La cantidad de insulina soluble aumenta por el diluyente acuoso utilizado. Esto produce una gran fracción acuosa y una fracción cristalina más pequeña.

Además se desconoce la estabilidad de la suspensión si se diluye Caninsulin. La suspensión de Caninsulin se optimiza para mantener la porción cristalina como sal. Si el contenido de agua se aumenta como con la dilución, la solución busca un nuevo equilibrio, esto es, no es estable.

Muchos especialistas piensan que la dosis de Caninsulin que MSD Animal Health recomienda es demasiado alta y prefieren utilizar dos dosis por día en lugar de una. ¿Cuál es su opinión?

Muchos especialistas recomiendan Caninsulin dos veces al día en los perros a un máximo de aproximadamente 0.5 unidades/kg por dosis. Es importante recordar que no estamos tratando la concentración de glucosa en sangre sino la condición clínica y que a muchos perros les va bien clínicamente con una dosis diaria de insulina lenta incluso aunque las concentraciones de glucosa en sangre no sean óptimas durante las 24 horas completas. La decisión de utilizar Caninsulin una o dos veces debe hacerse partiendo de la base de casos individuales.


3.- Caninsulin parece haberse vuelto ineficaz. ¿Qué debo hacer?

La mayoría de los problemas con la administración de insulina son simples.

Es importante comprobar si: el paciente tiene síntomas clínicos de un mal control glicémico (poliuria, polidipsia, pérdida o aumento de peso)

Hay alguna evidencia de hipoglicemia. Se debería hacer una curva de glucosa en sangre tomando muestras cada 2 horas durante al menos 12 horas de modo que no se pierda el límite mínimo de glucosa en sangre. Una muestra única no bastará en estos casos. La medición de fructosamina (albúmina glicosilada) da señales de lo que le ha sucedido al promedio de concentraciones de glucosa en sangre en las 2-3 semanas anteriores.

Si hay síntomas de mal control glicémico pero el límite mínimo de glucosa en sangre está entre 5 mmol/l (90 mg/dl) y 10-12 mmol/l (180-216 mg/dl) entonces puede tratarse de:

1.- .un problema de almacenamiento o administración

2.- resistencia a la insulina

3.- Problemas de almacenamiento y administración

1.- Dosis demasiado alta: si el límite mínimo de glucosa en sangre es menor de 5 mmol/l (90 mg/dl) o si las concentraciones de glucosa en sangre se reducen drásticamente puede haber una hiperglicemia de rechazo (fenómeno Somogyi). El límite mínimo de glucosa en sangre debería estar en la oscilación correcta. Se debe construir una curva de glucosa en sangre en serie con muestras cada 2 horas para clarificarlo. No es suficiente una muestra única de sangre en el momento en el que se espera el límite mínimo de glucosa en sangre.

2.- Técnica de los dueños: Es importante observar la técnica del dueño de la mascota, en especial cuando el animal ha estado bien controlado durante algún tiempo. Vigile: lo siguiente

* malas mezclas

* insulina desnaturalizada - ¿dónde y cuándo se ha almacenado la insulina?

técnica de administración (evitar el uso de la misma localización de forma repetida)

cumplimiento - rutina: dieta, ejercicio

Resistencia a la insulina: Se debería sospechar de resistencia a la insulina si las necesidades de insulina aumentan a más de 1.2 unidades por kg una vez al día en los perros, o más de 1.2 unidades por kg dos veces al día en los gatos y en especial si las necesidades son de más de 2 unidades por kg. Los casos obvios de resistencia a la insulina incluyen obesidad pero después de la estabilización inicial no deberían producir un aumento espectacular de las necesidades en la dosis de insulina.

Recuerde que algunos perros necesitan insulina dos veces al día. En estos animales un aumento de la dosis puede no producir un aumento en la duración de la acción pero precipita la hipoglicemia y la respuesta hiperglicémica. Los perros en los que la duración de la acción de la insulina es menor de 10-14 horas deberían recibir insulina dos veces al día, e.g. empezando en 0.5 unidades por kg dos veces al día.

Algunos perros y gatos diabéticos que están bien regulados con Caninsulin necesitan aumentos periódicos en su dosis de insulina. ¿Por qué sucede? ¿Se debe a la producción de anticuerpos?

No es inusual que las necesidades de insulina cambien con el tiempo. Esto está relacionado con la enfermedad (e.g. alteraciones en los receptores de los tejidos, etc) y puede relacionarse con cómo está controlado el animal en un periodo de 24 horas.

Además, cualquier cambio en el peso o en el modelo de ejercicio y la edad alterarán asimismo la necesidad de insulina. También cualquier problema actual, e.g. nefropatía.

En general el trabajo publicado sobre anticuerpos demuestra que están presentes en todos los animales tratados con insulina aunque la insulina sea idéntica a la suya o no lo sea. Están presentes muy pronto en el tratamiento y en algunos casos se puede reducir (antes que aumentar).

La presencia de anticuerpos no está correlacionada con una mala respuesta al tratamiento en perros o gatos. Por eso los anticuerpos están presentes pero nadie parece saber qué papel representan. De hecho también se ha sugerido que pueden prolongar la acción de la insulina.

4.- Si se observa cristalización alrededor del tapón del frasco, ¿Caninsulin es adecuado para su uso?

A veces se forman cristales alrededor del tapón del frasco de Caninsulin. Es una cristalización mínima y parece deberse al transporte o al almacenamiento del frasco en el frigorífico de lado o hacia arriba. Para mantener la cristalización al mínimo se debe almacenar Caninsulin en posición vertical en el frigorífico. Sin embargo, si aún así se forma una cantidad limitada de cristales, Caninsulin suele ser apto para su uso. Si le preocupa la cantidad excesiva de formación de cristal alrededor del tapón de los frascos de Caninsulin, póngase en contacto con su representante local de MSD SALUD ANIMAL.

5.- ¿Cuál es la mejor forma de cambiar a una mascota diabética estable de otro preparado de insulina a Caninsulin?

Hay que tener cautela cuando se necesita un cambio de insulina. Debido a la naturaleza de la enfermedad es difícil dar pautas generales, aunque se pueden hacer algunas recomendaciones:

Si no se ha logrado la regulación perfecta, se recomienda empezar el tratamiento con Caninsulin al 75-100% de la dosis utilizada para la insulina anterior. En ambos casos, la dosis se debe ajustar hasta que la regulación sea adecuada de nuevo.

Perros - un aumento en la dosis de insulina variará según el tamaño del perro. Por ejemplo, un perro pequeño que reciba 2 UI verá aumentada su dosis en aumentos de 1 UI por inyección. Para un perro más grande que reciba una dosis inicial de 25 UI se pueden utilizar aumentos de 3-5 UI por inyección.

Para más información ver ajustes de la dosis en perros.

Gatos - se recomienda aumentos de 1 UI por inyección.

Para más información ver ajustes de la dosis en gatos.

Importante:

En todos los casos se debería permitir que el animal se adaptase a la nueva dosis durante al menos tres o cuatro días antes de aumentarla otra vez. No se recomienda aumentos en la dosis superiores o más frecuentes debido a la variación individual en el grado de reacción a la insulina.

Monitorización después de la conversión

En todos los casos en los que se ha cambiado la dosis de insulina (tipo, dosis o frecuencia de administración), se hace necesaria la monitorización estricta del animal. De cuatro a cinco días después de cambiar a Caninsulin se debería realizar la evaluación de una curva de glucosa en sangre para verificar si la dosis es adecuada o no.

La regulación no es siempre fácil. El factor humano puede ser la principal fuente de problemas. Un producto nuevo en una concentración distinta, una jeringuilla nueva y/o un nuevo plan de tratamiento pueden ser confusos, especialmente para el dueño de la mascota. Se recomiendan visitas de seguimiento. Para más información ver Monitorización.

6.- Existen inyectores de insulina sin aguja para la administración de insulina en humanos. ¿Pueden usarse estos aparatos para administrar Caninsulin a los perros y gatos diabéticos?

Caninsulin está en la actualidad únicamente aprobado para la administración mediante jeringas. Por las siguientes razones no es recomendable el uso de inyectores de insulina de uso humano:

Caninsulin es la única insulina en el mercado de 40UI/ml, por lo que el resto de sistema de inyección no están calibrados para administrarlo.

No tenemos experiencia inyectando Caninsulin mediante inyectores sin aguja, además, algunas de las técnicas usadas podrían de hecho dañar los cristales de insulina y así alterar las propiedades farmacocinéticas de la insulina.

Caninsulin no está disponible actualmente en viales que sean compatibles con los inyectores de insulina que están en el mercado.

Estos mecanismos se desarrollaron para la administración de insulina a través de la piel humana. No existe evidencia alguna de que la insulina pueda ser inyectada de forma efectiva a través de la piel del perro o el gato. La presencia de pelo podría hacer la administración incluso más difícil.

7.-¿La paresis de los miembros traseros es un síntoma típico de la diabetes mellitus en los gatos?

La paresis de los miembros traseros puede ser el resultado de la diabetes felina.

Para más información ver Complicaciones de la diabetes mellitus felina. Se observa también paresis de los miembros posteriores en otra serie de alteraciones en los gatos:

hipocalemia (insuficiencia renal)

hipoglicemia (debilidad más que paresis)

trombosis (secundaria a cardiomiopatía hipertrófica)

infección por calicivirus

8.-Tengo un cliente mayor con un gato diabético. ¿Puedo dejar jeringuillas con dosis de insulina preparadas con antelación para que el tratamiento sea más fácil?

Puede haber un problema en la re-suspensión de la insulina en dosis tan pequeñas. Lo mejor sería intentar una dosis durante un par de días con jeringuillas preparadas con antelación y ver cómo reacciona el gato. Dependiendo de la respuesta al tratamiento, podrá decidir si es viable dejar a su cliente jeringuillas preparadas con antelación.

 9.- ¿Existe información sobre el uso de Caninsulin en conejos?

En algunos países, Caninsulin no está registrado para su uso en conejos. Podría aceptarse su uso en conejos no destinado al consumo humano. Para más detalles contacta con tu representante local de Merck Animal Health.

La información que se ofrece a continuación la proporciona el Dr. Thomas Göbel (Kleintierpraxis, Mecklenburgische Straße 27 14197 Berlin).

Información previa

La diabetes mellitus en los conejos se parece a la diabetes independiente de insulina en los humanos. Si se limita, mantiene o eleva la secreción de insulina, se reduce la sensibilidad del tejido a la insulina (resistencia periférica a la insulina) produciendo un déficit relativo de insulina. Los síntomas clínicos característicos son polidipsia, poliuria, polifagia y pérdida de peso. A veces se observan cataratas unilaterales o bilaterales. También glucosuria.

El diagnóstico se realiza basándose en el historial, los síntomas clínicos y las concentraciones de azúcar en sangre superiores a 300 mg/dl (16.7 mmol/l) repetidas veces.

Dosis

La dosis de Caninsulin que se administra a un conejo diabético debería basarse en el nivel de control de concentraciones de glucosa en sangre. Se recomienda una dosis inicial de 1 unidad por kg una vez al día. Basándose en la eficacia se puede administrar una dosis mayor (hasta 3 unidades/kg una vez al día) o dos dosis al día. Tenga en cuenta que no deberían administrarse dosis superiores durante al menos 2 días porque una clara reacción al tratamiento con insulina suele observarse sólo después de este periodo de tiempo. Una dosis mayor administrada demasiado pronto podría causar síntomas clínicos repentinos: poliuria, polidipsia y polifagia, así como el regreso a la normalidad del conejo. La concentración de azúcar en sangre deseada está entre 120 y 250 mg/dl (6.7 y 13.9 mmol/l). Los niveles más bajos aumentan el peligro de episodios hipoglicémicos.

Alimento

La comida de los conejos está llena de fibra cruda, los conejos comen en pequeñas porciones a lo largo del día. La comida de un conejo diabético consiste en heno, forraje verde de alta calidad y poca comida preparada. La comida preparada suele ser muy energética pero contiene demasiada poca fibra cruda. No se aconseja darles a los conejos diabéticos golosinas y fruta dulce (e.g. manzanas, peras y bayas).

Control

Los conejos a los que les va bien el tratamiento con insulina deberían ser controlados cada tres meses. Se deberían medir las concentraciones de glucosa en orina y en sangre. También es normal controlar el bienestar general del conejo y su dieta.


10 -. ¿La dosis Caninsulin dos veces al día que se divide en 60% am y 40% pm?

 No es práctica común dividir la dosis de esta manera.

La idea detrás de esto se basa en los datos de las personas que la hipoglucemia nocturna, lo que podría ser fatal, puede ser un problema.  En los gatos, los trabajadores de la Universidad de Queensland mostró que la hipoglucemia nocturna no ocurrió en los gatos administró la misma dosis de Caninsulin a intervalos de 12 horas. No tengo conocimiento de ningún dato sobre esto en los perros. Algunos veterinarios optan por hacer uso de una dosis más baja para evitar una hipoglucemia nocturna potencial.


11 -. ¿Qué causa las reacciones de inyección de insulina?

Inmediato hinchazón y los moretones significa que la aguja más probable dañados pared de un vaso sanguíneo que resulta en un hematoma.

Otra reacción que puede ocurrir pero no sería inmediata es la infección bacteriana en el sitio de la inyección: una de las razones agujas sólo debe utilizarse una vez. Esto es más sensibilidad en el lugar y quizás el enrojecimiento y la inflamación leve.

 Muy de vez en cuando hay un tipo de reacción de hipersensibilidad - pero de nuevo las grandes crecidas inmediatas no han sido documentados por esto.

•Los sitios de inyección se han estudiado, al menos con respecto a la medicina humana. Debido a que la insulina contiene poco más hay poca reacción granulomatosa y ciertamente no necrosis. Muchos de los artículos en este son viejos y por lo tanto se refieren a menos insulina purificada que está disponible ahora.

El principal problema con las inyecciones es cosas traídas a través de la piel por la técnica (bacterias, etc) en lugar de la insulina per se. Las reacciones pueden ser de un componente del producto, pero son probablemente más comúnmente que ver con el sitio de la inyección y la técnica de inyección.


12 -. ¿Qué puedes decirme sobre alergia a la insulina?

En los seres humanos verdadera alergia a la insulina (IgE) es raramente identificado aunque las reacciones de inyección no son poco comunes.

Las reacciones a la insulina no puede de hecho ser una reacción a la propia insulina sino a otros componentes tales como contaminantes de zinc tampón, o protamina. El tipo más común de la respuesta alérgica a la insulina es la roncha y eritema (urticaria local) alrededor del sitio de inyección. Alergia zinc es generalmente también un local de tipo retardado de reacción de hipersensibilidad. Una verdadera alergia a la insulina (IgG) es una enfermedad del suero tipo de reacción y es muy raro.

Es interesante que el consejo habitual es no dejar el tratamiento con insulina ya que las reacciones son generalmente autolimitadas y resolver (a pesar de la continuación del tratamiento) en el 85% o más de los casos. Si la reacción es más severa (urticaria generalizada, erupción cutánea, etc), la dosis debe ser reducida a 1/3 a 1/6 de la dosis diaria total y el paciente hospitalizado mientras que la dosis se aumenta de nuevo. En casos raros antihistamínicos orales pueden ser requeridos. Sin embargo, sólo el 1-2% de las reacciones por lo general implican signos sistémicos. Obviamente, si la reacción se piensa que es a la protamina, se puede cambiar a la insulina que no contiene protamina sería una solución.

 El diagnóstico de la alergia a la insulina es demostrando que circula eosinofilia (mientras que descartar otras causas, como el parasitismo), la demostración de resistencia a la insulina y la demostración de anticuerpos específicos anti-insulina IgE. Tenga en cuenta que existen otras causas de resistencia a la insulina (tales como infección, la obesidad, etc) y que hasta la fecha una correlación entre la presencia de-anticuerpos anti-insulina y la resistencia a la insulina no se ha demostrado en perros y gatos.

Se ha sugerido que reacciones de tipo alérgico se asocian con tratamiento interrumpido o intermitente (cumplimiento con el tratamiento). Esto es sobre la base de que se trata de cuotas a la sensibilización y desafío. Por suerte, ya que las mejoras en la purificación de la insulina en la década de 1980 a mediados, hay menos problemas. El efecto de las insulinas recombinantes sobre la aparición de la alergia a la insulina todavía no se conoce.

Conclusión: alergia a la insulina puede ocurrir, pero más allá de auto-limitante reacciones en que se resuelven sin la interrupción del tratamiento éstas son poco comunes.


References

1.Feinglos MN & Jegasothy BV (1979) "Insulin" allergy due to zinc. Lancet January 20, 1979, pp 122-124.

2.Grammer LC, Chen PY & Patterson RD. (1983) Evaluation and management of insulin allergy. J Allergy Clin Immunol 71, 250-254.

3.Ross JM (1984) Allergy to insulin. Pediatric Clin North Am 31, 675-687.

4.Wessbecher R, Kiehn M, Stoffel E & Moll I. (2001) management of insulin allergy. Allergy 56, 919-920.

13 -. ¿Qué me puede decir acerca de las dietas caseras para los animales diabéticos?

Las dietas comerciales son consistentes en calidad y valor calórico, asequible y conveniente. La alimentación de una dieta hecha en casa, sobre todo a una mascota con necesidades dietéticas especiales, como un diabético, requiere algún compromiso. Las dietas caseras deben estar especialmente preparado una dieta casera para una mascota diabética no debe ser sólo sobras de la mesa.

 Hay una serie de cosas importantes que usted debe considerar antes de comenzar a alimentar a una mascota diabética una dieta hecha en casa. Dietas especiales tienen tiempo para preparar y puede llegar a ser más caros que los alimentos comerciales. La dieta hecha en casa debe equilibrarse correctamente a las necesidades de la mascota y pueden tener requisitos especiales de almacenamiento. La nueva dieta también debe ser coherente en términos de calidad y cantidad de los ingredientes, así como los tiempos de alimentación y la relación de la alimentación con el tratamiento de insulina. Esto ayudará a minimizar las fluctuaciones de glucosa en la sangre.

Hay varios libros disponibles que tratan sobre nutrición canina y felina y muchos tienen recetas para comidas caseras. Los cambios en la dieta debe hacerse en consulta con el veterinario del animal. Agua fresca, limpia debe estar disponible en todo momento.

• El tiempo de las comidas debe ser coordinada con la administración de insulina.

• El consumo de energía puede ser necesario restringir en animales obesos para ayudar a promover la pérdida de peso.

• Los alimentos deben contener una baja a moderada cantidad de grasa, cantidades moderadas de proteínas y una cantidad limitada de azúcares simples. Los carbohidratos complejos debe ser proporcionada. Las dietas altas en fibra también puede ayudar en el tratamiento de la hiperglucemia. La fibra cruda subestima el diario de fibra dietética y soluble.

Una guía aproximada de los requerimientos diarios (presentados como base porcentaje de materia seca) se proporciona en la siguiente tabla (1).

Proteína bruta Grasa Carbohidratos fibra

Perro 15-25% 8-17% <20% 50-55%

Cat 28-45% 8-17% <20% 20-40%

Recientemente, las dietas bajas en hidratos de carbono (m eg Hill / d, que tiene un 13% de calorías en forma de carbohidratos, 43% de proteínas y 44% de fibra) se han recomendado para los gatos diabéticos y estudios de casos publicados indican que estas dietas pueden ayudar a reducir la las necesidades de insulina y mejorar la gestión de la diabetes. Sin embargo, algunos gatos muestran una mejor respuesta a una alimentación alta en fibra.

• Los ingredientes comunes en las dietas caseras son el pollo magro o de pavo, verduras frescas y arroz integral.

• El cambio a cualquier nueva dieta debe hacerse de forma gradual.

• Cualquier cambio en la dieta de un animal diabético debe hacerse en consulta con su veterinario.

References

1.Zicker SC, Ford RB, Nelson RW, Kirk CA. (2000) Endocrine and lipid disorders. In Small Animal Clinical Nutrition 4th Edition Eds. MS Hand, CD Thatcher, RL Remillard, P Roudebush. Walsworth, Missouri, USA. pp. 851-860.

 

MSD Salud Animal
Tel.: (55) 5290-2527/Fax: (55) 5290-2536
www.msd-salud-animal.com.mx
Buscar productos
Categoría:

Subcategoría:
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto _